domingo, 8 de marzo de 2009

El cuerpo, mujer.



Ese cuerpo femenino, polisémico, multifuncional.

Ese cuerpo habitado y cedido,

ese cuerpo que se ofrenda y se reclama,

ese cuerpo sobre el que la mayoría de las mujeres duda,

ese cuerpo al que se odia y se ama a partes iguales,

ese cuerpo fuente de placer y de desdicha,

Ese cuerpo fragmentado y escindido,

ese cuerpo desecho y reconstruido

ese cuerpo de caja de Pandora.

Ese cuerpo que se va construyendo día a día,

desde el cuerpo biológico desde el que nacemos

hasta el cuerpo erógeno que se descubre en relación con el otro.

Ese cuerpo que define la identidad y el deseo.

Ese cuerpo es territorio inexplorado, país colonizado y liberado,

herramienta de venganza, lienzo en blanco, espejo, imán,

Arma revolucionaria, surco y arado.

Pequeño fragmento del “Avance de Eros” de Lucía Etxebarria.



La fotografía es de la artista Isabel Muñoz.

3 comentarios:

Silvia dijo...

Me ha gustado mucho el texto, y dice grandes verdades, como lo de 'ese cuerpo sobre el que la mayoría de las mujeres duda', esto es un lastre para nosotras...

Bss.

(sin número) dijo...

¿por qué dudais?

Mariana :) dijo...

Me gusta, me gusta..

y eso del cuerpo como venganza...

Saludos.