miércoles, 30 de enero de 2008

Estrella de mar



La estrella de mar gira sobre sí misma cubriendo en una rotación, una superficie equivalente a cinco veces la suya.

Qué manera de abrazar la vida....

Santa Martina o -Martirio-



Miércoles.

lunes, 28 de enero de 2008

Ilusión



I


Kharen es un torbellino de alegría, cada vez quiero más a esta niña.
¡Peter Pan hace magia y enseñó a Wendy a volar, yo me voy a disfrazar de Peter Pan!


II


- No sé volar.


- Yo te enseñaré.


- ¡Oh, qué maravilla poder volar!.


- Te enseñaré a subirte a la ventana y luego…allá vamos.


III


23:26


Largo día y lo más importante es que la quiero tanto y siempre.

Púrpura



Una vida intensa sentenciada a sobrevivir. Creció demasiado rápido en el umbral de una familia nómada dedicada al mundo de la música. Pasaba largos años retratando lugares en un pequeño cuaderno donde recolectada historias con el convencimiento de que algún día fueran publicadas.


"Me tendí en la penumbra azulada del alba con el libro sobre el pecho y escuché el rumor de la ciudad dormida golpeando sobre los tejados salpicados de púrpura".


La muerte repentina de su madre marcó una odisea de transformaciones. Se asentaron en un pequeño pueblo de la ciudad parisina. Mientras él estudiaba humanidades enriqueciendo su acebo cultural con las últimas novedades literarias, su padre tocaba el piano en el teatro principal murmurando en silencio la eterna juventud de la madre.

sábado, 26 de enero de 2008

Couvada



Hace poco leía sobre la influencia del embarazo en el futuro padre. Cada vez es más fuerte la implicación de ellos en el proceso. Con esto no quiero decir que no lo hayan hecho nunca, sino que quizás, por la cuestión que sea, el hombre ha estado más de lado.

Me ha parecido un poco curioso leer que en varias culturas existe un ritual ancestral llamado Couvada, en el que, tras el parto, el hombre se mete en la cama y simula estar dando a luz. En algunas variantes del ritual, vecinos y familiares traen regalos y cuidan al parturiento como forma de incluirle plenamente en el acontecimiento.
En fin, resulta gracioso.

miércoles, 23 de enero de 2008

Rojo


Me ha dado por el rojo pasión.


He leído que la primera vez que Romeo vio a Julieta ella iba vestida de rojo, ya que ese color por entonces era símbolo de nobleza- los tintes para escarlatas eran muy caros, de ahí que la púrpura fuera sólo para cardenales- y en el caso de Julieta, y por extensión de pureza, pues se sentía que una doncella noble había de ser eso, doncella.

Recuerdo Italia con suma claridad. Fui enamorada hasta la médula sin saber que la relación de aquel entonces era inútil verla prosperar. Desarrollaba estrategias de juego positivo, me vendrá a buscar a la estación con el abrazo más grande… en fin –cosas de la edad, o yo que sé- acababa por sentir esa sonrisa que contagiaba al corazón.

Nada más llegar, se acabó aquella historia. Italia me enriqueció de tal manera que sólo podía sentirme afortunada de haber recorrido sus calles, experimentado el carnaval…todo lo que hizo que lo demás fuera una voz de menos peso.

Es precioso.

La excelente fotografía es de camiloanabalon.



Ochenta y ocho constelaciones.



Las estrellas, llamadas ojos del universo, llenan el vacío infinito del espacio sideral. Protagonistas de historias con nombres -apasionantes- con carrusel hormonal y vital -imposibles- criando polvo en un cajón -posibles- con miradas que taladran las retinas creando un aura de intensa sensualidad.

¿Ochenta y ocho constelaciones? Claro, son capaces de purificar.

Fotografía de Álvaro Rivas


La Dolce Vita


I

Aprovecho ratos cortos para poder escribir. Suelo visitar mucho a mi tía, mi segunda madre. Siempre le ha encantado leer, afición que ha heredado mi prima a la que resulta muy habitual verla leyendo a altas horas de la madrugada acompañada de una lamparita.

II

Me invitó a comer. Nos gusta escucharnos. Tras la sobremesa me fui a la sala y cogí varias enciclopedias. Una sobre cómo educar a los hijos, otra –vistarequetevista- sobre Países. Ésta última me impresiona tanto que es como si se activara un interruptor en mi más frágil yo y en cuestión de segundos me viera allí, perdida entre la Naturaleza, misteriosa y potente como la influencia que prepara a las hojas de los árboles para brotar cuando todavía se hiela el agua en los charcos.

- ¿Pero Leyre, qué estás haciendo con todos esos libros? ¿Qué escribes?

Durante aquellas horas flotaba entre dos mundos tratando de paralizar el ritmo de la vida, traduciendo palabras en imágenes, símbolos, sueños y fantasías, cosas que no encuentran un correlato en la vida que he convenido en llamar real, pero que considero necesarias.

Fotografía de Cris García-Moncó.

domingo, 20 de enero de 2008

sábado, 19 de enero de 2008

La ley de Murphy y Don Limpio.



El día que hay que madrugar, mantengo el cuerpo pegado a las sábanas, en cambio cuando no hay porqué levantarse pronto, abro el ojo antes de tiempo. Hoy mientras daba mis primeros parpadeos – 9 am- intentaba pensar en el poco tiempo para aprovechar la mañana.

Tengo hasta la una, igual un poco de piscina luego hago la casa, la comida a todo meter y a la una estoy en el trabajo. Jacuzzi sauna….no, depilación. Pues baño en casa con sales, velas, libro, luego hago la casa, la comida a todo meter y a la una estoy en el trabajo. Aire necesito aire. Gimnasia, igual un poco de gimnasia, media hora debajo de la ducha, luego hago la casa, la comida a todo meter y a la una estoy en el trabajo. Sábado, demasiada gente. Qué aburrimiento, alarma, las 9:30.

Media hora de reloj rascando las sábanas, pensando qué hacer para tener 4 horas de provecho.

Desayuno de medio bizcocho con colacao, cuatro orquillas en la cabeza, bata, música, el pronto y la fregona. Diez minutos para vestirme y arreglarme y a las 13:01 estaba en el trabajo sin comida. Increíble pero cierto.

A partir de Febrero, por fin, preparo el calendario.

viernes, 18 de enero de 2008

Al pedal


Kharen está malita. Pulula por la casa con una tos ronca que dan ganas de desatascar, quizás provocada por el viento sur que surge con la única intención de dar rienda suelta a virus. Para cuando nos damos cuenta se siembran en el cuerpo pisoteando las defensas. Hoy mantenía su conversación inmóvil por teléfono prometiéndole que si mañana o el domingo mejora, saldremos a andar en bici.

La estrenamos hace quince días. Tiene las extremidades flexibles, pero aquel día se mostraba asustada, no podía hacer todo a la vez, cambiar y pedalear. Hasta que poco a poco lo fue comprendiendo, coordinación. Se mantuvo alerta un buen rato. Atropelló a niños, señoras y farolas. Lo siento, está aprendiendo.

Al cabo de las horas me asombraba la sencillez con la que manejaba, hasta tal punto de perderla de vista, dedicándole primorosas procesiones por todo el camino.

Oxígeno color Galicia


No conozco Galicia, pero Santi luce una sonrisa orgullosa cuando habla de La Coruña. Cada día me rocía de historias. Sabes Ley, me gusta mucho el cielo de Galicia, el oxígeno tiene color. Te traeré fotos.
Lo que dice lo cumple. Hoy se ha acercado a mi ordenador, traigo fotos del cielo de Galicia. Sus ojos brillantes, capaces de expresar que volaba en una oleada de recuerdos, disparaban toda una colección de imágenes impresas en cada poro de la piel, como si más que permanecer, acariciase a cada segundo.
Playa de la Coruña, Riazor.

miércoles, 16 de enero de 2008

Gotas de Agua dulce



No encontraba el video real. Lo mejor es escucharla, es saladilla.

¡Venga esos Juanetes!

viernes, 11 de enero de 2008

Sólo




Cierro los ojos para alcanzar un rayo de luz,

sólo mis manos tocan ninguna parte

y piden al viento que te abrace,

porque eres razón para quererte,

motivo para no olvidarte.

Historias


I

Hoy llueve, la lluvia siempre da un poco de tristeza. Ella llena, a mi me vacía un poco.

II

Jose Ignacio fue el cura de mi barrio. Hace años que fue destinado a Salamanca y ahora reside en Barcelona. Ha ayudado a muchísima gente, entre ellos a mi padre. Serían pocas las palabras para agradecerle lo que hace por miles de personas, es un gran hombre.


Todos los años recibimos su felicitación.


Estimados amigos. Una vez más, casi sin darnos cuenta ha llegado la Navidad y como quien dice, no habíamos aprendido a poner el numero del año cuando tenemos que corregirlo por el 8. Suelo tener la suerte de poder acercarme por esas tierras algo más que para visitar a mis antiguos amigos de Salamanca y en cierto aspecto, también me suelo encontrar con la alegría de poder saludaros a bastantes, cosa que no hace que se pierda el contacto.
Pues bien en estas entrañables fechas me acerco a vosotros para seguir pidiendo al Señor todo lo mejor para cada uno de vosotros, de vuestras familias y de cuántos nos son queridos. Que disfrutéis de unas fiestas muy alegres y familiares y que el nuevo año 2008 nos traiga lo mejor.
Las dos bodas, me ofrecieron la posibilidad de poder disfrutar de unos pocos días en tan querido barrio. Ni qué decir tiene que cada vez que uno se acerca por ahí se encuentra mejoras preciosas. Es una suerte enorme que entre todos, se vaya consiguiendo un nivel mejor. Que eso no lleve a separaciones y enemistades sino a trabajar conjuntamente en pro de dichas mejoras y de una cada día mayor fraternidad.
De mi vida no os puedo decir nada de especial. Seguimos los cuatro compañeros en los hospitales de los que nos encargamos y de la iglesia que tenemos en casa, en esta ciudad tan pequeñita en que ves de todo menos gente de por aquí y con los pros y contras que eso conlleva. (…)


III

Como cada año, se celebraba el teatro navideño en la pequeña parroquia que está debajo de mi casa. Mi tía, que por aquel entonces era catequista, siempre acababa convenciendo a cualquiera de que si faltaba algún papel, su sobrina lo interpretaba. Así que ese año -sin tomarlo ni beberlo- me tocó de paje. Jose Ignacio se lo pasaba pipa mirándonos las caras antes de salir, no pasa nada, ya verás, va a salir bien.


Descompuesta y con cara de paje, dije mis cuatro palabras.

miércoles, 9 de enero de 2008

Pájaros en la cabeza



Mientras recogía la ropa, un pajarito se ha colado por la ventana. El Canario estaba encantado, yo muerta de miedo porque volaba por encima de mi cabeza a una velocidad descomunal. El caso es que siempre he tenido buenos pájaros en la cabeza. Hoy, para colmo, uno más.

lunes, 7 de enero de 2008

Your the one that i want-grease




Sí, un poco Grease, ¡¡¡porqué no!!!


uh uh uh!!!!!

uh uh uh!!!!!

uh uh uh!!!!!

sábado, 5 de enero de 2008

Nuestros Queridos Reyes Magos


Nos acostábamos pronto, alrededor de as 21:30, no sin antes dejar preparadas tres copas de vino sobre la barra de mimbre. En la esquina, un cubo grande de agua saciaba la sed de los camellos. A pesar del frío, la ventana entreabierta avisaba de la entrada de los Reyes. Ésa noche era aterradora. Cualquier ruido, golpe, incluso el mismo silencio suponía la gran incertidumbre.
Ella, tres años menor que yo, dormía tan plácidamente después de haber tenido como cada tarde la misma disputa, dónde colocar a los Reyes Magos.
Tania los descolocaba. No, es aquí, cerca del portal. Yo los colocaba. Que no, que te he dicho que no, que vienen desde Oriente, uno a uno. Cuando no cambiaba una oveja era el cerdo y cuando no, una gallina, siempre colocando. De ahí mis manías, pienso.

- Tania, ¿estás despierta? Creo que ya han venido los reyes.

Me asaltaban todo tipo de dudas, ¿Y si todavía no les ha dado tiempo a llegar?

- ¡Tania...despierta! creo que ya han venido, vamos…

En realidad era tal el miedo, que necesitaba una cómplice, por si las moscas. Temblorosa, lograba abrir la puerta de la habitación despertando a mi prima con la luz que entraba del pasillo.

- Mmmnn…-perezosa- ¿ya han venido?

- Shh….vamos, ven conmigo.

- Tú primera.

Cogidas de la mano y con los pies de puntillas- que suplicio- nos íbamos acercando hacia el salón. Al llegar al marco de la puerta, asomábamos poco a poco la cabezota.

En cada regalo ponía el nombre y una nota.

Para Tania: Soy el rey Melchor, espero que éste año te portes un poco mejor. Te quiero mucho.

Para Leyre: Soy el rey Baltasar, espero que te portes bien y le des ejemplo a tu prima. Te quiero mucho.

jueves, 3 de enero de 2008

Danza


Tengo la necesidad de estar en algún otro lugar. Soy la misma y distinta a cada minuto. Y cada giro de ésta danza es un proceso de transformación permanente. Puedo llenar un saco de deseos, sueños, ilusiones e inquietudes para sembrar felicidad. Nuestro yo es la única dimensión desconocida para todos los demás, es la libertad.

"El mundo espiritual es el único espíritu que se sitúa a modo de una luz tras el mundo corporal y que, cada vez que una criatura viene al ser, brilla a través de ella como a través de una ventana. Según es el tipo y el tamaño de esa ventana, así deja pasar al mundo más o menos luz.”

Cuestiones cuánticas. Barcelona 2 ed.1988.

Cuando no me ve



Me gusta observarla cuando no me ve. Sólo cuando duerme parece diseñada para gustar.

Y digo esto porque está rebelde. Parece que tiene una despensa en la que va refugiando un poquito de trampas para luego explotar a la ligera. Es una niña, y para mí un bebé. Lo cierto es que nadie hemos nacido sabiendo educar y probablemente ellos tampoco para ser perfectamente educados. Mi madre se ocupa de demasiadas cosas y a veces es incapaz de plantearse qué es lo que verdaderamente le pasa. Así que de alguna forma se empobrecen las armas racionales. No puedo con ella. Mira a ver si tú puedes hacer algo .Si ser adulto resulta complicado, ser niño no es para menos.

Siempre existe una forma milagrosa de llegar a un acuerdo. Hay que estar convencida de que lo tienen que entender, y cuesta que se concentren en lo que les estás explicando. Los berridos histéricos son una condena. Cuando ya parece que se va poniendo en su sitio, es importante no perder el equilibrio.

Lo más real de todo esto es que nos hacen recordar nuestra niñez, y volviendo a empezar se gana tiempo.

miércoles, 2 de enero de 2008

Mujeres, pero no, hombres, pero no, mujeres.


En Nochevieja conocí a dos chicas encantadoras. Parece que entre chicas es menos habitual decir estas cosas. El caso es que una era la hermana de un amigo, vive en Zaragoza y es fisioterapeuta. Le tengo un cariño especial porque su hermano siente adoración por ella y me ha contado muchas historias. He tenido que escuchar tropecientasochomillonesdeveces:

- Eres igual que mi hermana. La tienes que conocer.

Lo cierto es que hace tiempo, iba como una mecha a trabajar y me los crucé.
Mira Leyre esta es mi hermana, ¡Encantada, llego tardísimo a trabajar a ver si otra vez….!
En Nochevieja no se puede seguir una conversación coherente. Lo poco que pude escuchar fue: Sé que mi hermano está en buenas manos, a lo que yo respondí, ¿Ya estás mejor?.

Nomeacuerdodelnombre es otra chica que conocí durante la noche. Pusimos empeño en poner a parir -con ternura- a los hombres. Su novio -tercer encanto- estaba a dos pasos. La conversación concluyó con puntos de vista muy particulares. Fue divertido.