lunes, 29 de diciembre de 2008

Guardián


Éramos seis en un apartamento de unos veinticinco metros cuadrados. La única puerta acristalada daba a una pequeña terraza abarrotada de nieve. De noche escogí dormir frente al ventanal. Mientras ellos dormían, observaba la avalancha de estrellas que colmaban el cielo. Hundida en aquel sofá destartalado, eché la mirada hacia arriba. Resulta que estás viviendo tu vida, pensé, y a pesar de todo te sigo vigilando.

7 comentarios:

Miguelo dijo...

hola. paso a desearte un feliz año

patzarella dijo...

¡Cómo me gustan las estrellas!

Leyre dijo...

Hola Miguelo, igualmente, sorpresa verte por aquí. Besos.

Patz, a mi también, las estrellas guardan muchos secretos. Besos.

am dijo...

Me gustó mucho!

Qué tal el fin de año? Y el año nuevo? Y los reyes? Espero que muy muy bien! Un beso!

Silvia dijo...

Ey, que tal los reyes? Han sido buenos contigo???

Bss.

Marta dijo...

¡Leyreeeeeeee!

Jon, ilustrador dijo...

15 de enero y aquí aún marca 29 de diciembre... que poca formalidad Leyre. Desde que descubriste el cotilleo del feisbuk la productividad bajo mínimos jejeje

Un besazo