viernes, 21 de noviembre de 2008

Desinterés



No me gusta el baloncesto, qué horror el baloncesto, ¿por qué tendré que aguantar el baloncesto?. No me gusta la pelotamano, me aburre ver jugar a pelota. Todo esto es lo que pensaba mientras nos íbamos a la sala después de haber comido. Él ocupaba uno de los sofás, yo me sentaba en el suelo enmoquetado apoyando la espalda sobre el sofá. Mi cabeza sobrepasaba sus rodillas. Tenis, pelotamano, baloncesto, fútbol, noticias, cosas aburridas.
Mientras, observaba el dibujo que había encima de la mesa camilla, demasiado bonito para ella, y no me gustaba el tenis, ni el futbol, ni la pelotamano, ni las noticias, ni el dibujo, ni ella.

Cuando él cerraba los ojos, observaba su perfil varios minutos y me iba al otro sofá para dormir.



La imagen , mía.

9 comentarios:

Jon, ilustrador dijo...

Pelotamano? Ves la etb bat despues de comer?
Besos!

Críptica dijo...

Luego nos acordamos de lo aburrido que quisiéramos repetir. Un beso muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Leyre dijo...

Jontxuuu es super aburrido, no me digas que no. ¡Que va!ni bat ni bi.Muxu!

Nos acordamos porque lo importante no era lo aburrido. abrazoooo guapa!!

am dijo...

Muy interesante, me encanta la foto!

Jon, ilustrador dijo...

Yo no veo etb, y realmente la pelotamano me aburre. Debe ser un aliciente verlo con apuestas y el puro... si no no se como tiene tanto éxito que los frontones se llenan. Beso!

Marta dijo...

Que no es aburrido, Leyretxuuuuuuuu, sino divertido :P

Besote

(Mola la foto)

Leyre dijo...

Gracias am, la foto es un muñeco raro que encontré el otro día por casa.

Marta lo único que se libra es el fútbol porque jugué muchos años, por los demás..en aquella época lo más divertido era el protagonista de la historia.

;-)

Abrazo gigante para las dos!!!

Silvia dijo...

Hay veces que vienen bien unas cuantas cosas aburridas, no??

Bss.

(sin número) dijo...

Los deportes para jugarlos pero no para verlos. Para ver, los campeonatos de PRO entre amigos... Y que se quite lo demás.

Un saldo!