viernes, 3 de octubre de 2008

El susurro


Todas las noches escucho el susurro del mar. Hoy bravea, las olas chocan fuerte contra las rocas. Impone un frío invernal. Estoy en la isla, a 6 minutos de que acabe este rato en un cibercafé. Y se acaba el tiempo.

5 comentarios:

Marta dijo...

Nunca podría aprender a vivir sin mar. Sencillamente, sería imposible.

Juan Rodríguez Millán dijo...

¿Hay algo más bonito que escuchar de noche el sonido del mar...? Es algo indispensable para mí cada vez que voy a Donosti...

(sin número) dijo...

Insert coin

Silvia dijo...

Que suerte vivir al lado del mar, yo, a veces, lo echo de menos... sobre todo en invierno.

Bss.

Marta dijo...

¡¡Eyyy, no te escondas!! :) que te echamos de menos