jueves, 18 de septiembre de 2008

El amor, ¿cobardía?



Tras el teléfono se oye una voz rara, es ella, pero no es ella, es ella. La voz titubeante, nerviosa, inquieta, risueña, y es ella pero no es ella.

- Cualquier día mato a mi madre de un disgusto.

- ¿Por qué? ¿Qué ha pasado?.

- Nada, no ha pasado nada, no, nada, bien, pues no es que me pase nada, pero es que pobre mujer. Es que mira que lo he intentado... he querido contárselo, pero es que no…nonono… pobre, ella no lo entendería. En realidad yo sé que quiere lo mejor para mí.

- Pero por qué, ¿te pasa algo? No entiendo nada. Qué pasa.

- Me he enamorado.

(Silencio)

Estoy loca, no lo sé, pero ya no podía más. Si es que qué hago con mi vida, llevo años sin sentir esto, y ahora qué, ahora mira, me he enamorado y qué hago. Y me brillan los ojos, demasiado, lo noto.

- Enamorarte no es un problema, el amor es así, no entiende de ahora, de después, no entiende, el amor es así, no lo sé. ¿No eres feliz?.

- No, soy una cobarde.


La fotografía

6 comentarios:

J. dijo...

Nada procura tanta satisfacción como vencer el miedo.

Y es triste que el miedo actúe por nosotros

am dijo...

Enamorarse es fácil, simplemente se da. Pero ya el amor tiene que ser valiente.

Muy bueno!

Un beso!

Marta dijo...

[Algunas veces, no sé qué decir. Sólo "te leo" :) ]

Leyre dijo...

¡¡¡Martaa!!pues genial que leas, a veces no hay que decir, si no hay porqué decir...muuuuuchos besos.

En general el amor es ya valiente, pero parece que hay veces en los que esa valentía se fuga para de nuevo volver a aparecer. El amor es tan complicado como descomplicado.

Un abrazo a todos!

(sin número) dijo...

Acabo de llegar a tu blog. He leído varias entradas y parece interesante... Te visitaré más a menudo

Críptica dijo...

El amor es tan valiente y tan grande que nos sentimos pequeñitos y cobardes¡ pero no es asi¡ nonono...