martes, 17 de junio de 2008

Qúe hay que hacer


Cuando se está un poco triste, ¿Qué hay que hacer?


- Pedir auxilio.


- ¿Y si no sabes?


- Sí sabes.


- No , no sé.

4 comentarios:

María dijo...

Claro, esque a veces cuesta... pero merece la pena. Yo tampoco sé y siempre que pido ayuda empiezo llorando.... alguna limitación teníamos que tener!!! ;)

Leyre dijo...

Yo tambíén empiezo llorando María, jeje, así se descarga. Mañana será otro día, me digo. Un besote princesa!!

Juan Rodríguez Millán dijo...

No, no todo el mundo sabe... Y quien sabe no siempre sabe cómo hacerlo... Pero, por suerte, siempre hay gente que aparece para ayudar aunque no se lo pidas.

el que se aburría tanto como para escribir esto dijo...

Para eso existe una receta muy buena, que creo que es de lo mejorcito que hay cuando no surge el agraciado milagro de la ayuda que te llega de la nada.

La receta tan mágica que voy a decir es investigar por qué, nadie es triste por nada, siempre hay algo, por muy insignificante que nos entristezca, es más, si fuera algo superinsignificante hasta se podría resolver con una simple golosina.

Cuando se descubre la raíz de la tristeza pueden ocurrir dos cosas, o bien se puede solucionar o bien no (espero no encuentres muchas del segundo tipo, querida Ley) pero cuando te encuentras con el meollo de la cuestión te pones a sopesarlo y aún entre lágrimas siempre termino devolviéndole una sonrisa. Y si aún encima termino siendo ayudado me gano un recuerdo feliz para el resto de mis días.

En resumidas cuentas, no hay peor tristeza que la que hay porque sí, por estar sin más. Un agujero sin fondo en el que caes, viendo la luz huyendo de tí hasta desaparecer a la vista, volviéndose tan oscura como el fondo sin nada al final mas que más fondo. Si al menos supiera por qué he llegado a tan singular caída, sabría lo que me depararía y estaría mejor preparado para todo.

Que todo agujero se solucione con un buen interruptor de luz. Señorita de mis dedales.