lunes, 23 de junio de 2008

Mi querido San Juan, hoy te cuento.



Parece que va a llover. Hace años que no piso una hoguera. Antes las saltaba a lo bonzo, lo pasaba bien. Era pequeña, la hoguera digo, sí, muy pequeña en comparación con otras.
Tengo un día cuadrado, me arde la cabeza.

6 comentarios:

Marta dijo...

Aquí ha habido tormenta de verano. Las hogueras habrán chisporroteado, al borde del mar, en las orillas de las playas. Algunas habrán resistido y, a estas horas, la gente estará saltando el fuego y espantando a las meigas.
Que las espanten, que las espanten a todas...

Leyre dijo...

¡¡¡Eso a soplidos, a todas toditas!!Yo fui pero llovía mucho.

Besote!!

J. dijo...

Llovía y aun así tuve que saltar por ti para espantar a los espíritus malos, menudos quemazos...

=P

Leyre dijo...

Chisposoooo....¡ayayayyaay!

Juan Rodríguez Millán dijo...

Saltar hogueras no es la única forma de lograr que los deseos se hagan realidad.

Que llueva poco, Leyre, y que el día se vaya redondeando poco a poco...

am dijo...

No entiendo muy bien de que va lo de las hogueras, pero espero que tu día haya mejorado. Saludos!