jueves, 1 de mayo de 2008

Aquel día, siempre Manolo.



Me llena de buenos recuerdos. Era teatral, cada vez que se subía al coche bajaba el espejo de la parte superior, se peinaba las cejas y miraba de reojo con la sonrisa incandescente. Sonaba Manolo.

- Bueno, ¿vamos no?

Ella solía asomarse por la ventana para despedirnos. Aquel día no pudo resistirse:

- ¿Esta guapa la ama* eh?

- Sí, siempre.

Ama*: mamá

---------------------------------------------------------------------

Hago pájaros de barro y los echo a volar...




5 comentarios:

Críptica dijo...

Gracias por estos recuerdos. Intuyo que eres una persona preciosa¡ Mil besos.

Marta dijo...

Leyretxuuu, ¡¡que nos faltas!!

Críptica dijo...

Te dejo un beso Leyre¡¡¡¡

Leyre dijo...

Quue majotas que sois!Pues es que estoy super liada y encima esta primavera me esta afectando mucho, tengo todos los días la garganta machacada y los ojillos a flor de piel.en fin, estas cosas que nos pasan a los asmaticos..

Muuuuuchos besos princesas!

Marta dijo...

¡¡Mejórate, ojillos!! Y ánimo, que la primavera trae al verano enseguida :)

Besote