miércoles, 12 de marzo de 2008

Septiembre, y será mayo.


1


Nos llamamos poco y siempre ha sido así, muy primos, nos queremos y nos reímos mucho, pero llamadas las justas.


2


Descuelga el teléfono:


- Ñam ñAm ñAm, ¡Qué dices!


- ¡Y tú, qué dices!


- Pues nada, cenando pasta.


- Te llamaba para ver qué tal.


- Jajajjaj…a ver Leyre, qué día es hoy, ¿es algún día especial no? Tu cumple no…no sé.


- Que pasa, no te puedo llamar para ver qué tal, menudo desagra…


- Que si que si, pues bien, aquí, como siempre ñam ñam ñam.


- Pues eso, que cenas pasta.


3


El mazapán se casa. Hace tres semanas me ví sentada a su lado opinando sobre la comida y ahora sobre el traje, porque es lo único que sé hacer en estas circunstancias, opinar.


Vienen tres chicas. Las tres me diréis mejor. Esta semana te llamo.


Se me va a caer la baba.

2 comentarios:

Jon dijo...

¿Por que todas las bodas son en mayo? Es una de esas preguntas que lanzo al viento...

Leyre dijo...

Porque mayo es el mes de las flores. No me caso ni me casaré pero en sueños, sería en mayo...
jejjeje...

Besote Jontxu!