miércoles, 23 de enero de 2008

Ochenta y ocho constelaciones.



Las estrellas, llamadas ojos del universo, llenan el vacío infinito del espacio sideral. Protagonistas de historias con nombres -apasionantes- con carrusel hormonal y vital -imposibles- criando polvo en un cajón -posibles- con miradas que taladran las retinas creando un aura de intensa sensualidad.

¿Ochenta y ocho constelaciones? Claro, son capaces de purificar.

Fotografía de Álvaro Rivas


1 comentario:

Yanost d Vadis UQTQ dijo...

Ochenta y ocho constelaciones y una hermosa géminis, que más que géminis parece una venus.

Aunque de todas las constelaciones que hay solo hay una, siempre echada de lado, que me gustaría volver a visitar. Y aunque haya crecido bien me acuerdo como llegar... creo que era la segunda estrella a la derecha y luego todo recto hasta el amanecer. Pero hay que creer en ellas, porque sino sería imposible llegar.

Un saludete y, cómo no, un beso de cáscara de bellota.