lunes, 29 de diciembre de 2008

Guardián


Éramos seis en un apartamento de unos veinticinco metros cuadrados. La única puerta acristalada daba a una pequeña terraza abarrotada de nieve. De noche escogí dormir frente al ventanal. Mientras ellos dormían, observaba la avalancha de estrellas que colmaban el cielo. Hundida en aquel sofá destartalado, eché la mirada hacia arriba. Resulta que estás viviendo tu vida, pensé, y a pesar de todo te sigo vigilando.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Aún es joven


Despierta sin ganas y con los huesos pesados dando pasos cortos hacia la claridad de la cocina. Parece que hace buen día. Con los dedos finos, aguanta la cortina observando la niebla que se mezcla con molestos rayos de sol que le hacen retirar la vista hacia el otro lado del paisaje. Con la otra mano pega golpecitos en el cristal para desconcentrar los pensamientos tristes que le vienen de repente, la vida aún es joven.


¡Feliz Navidad! a todos y cada uno de vosotros, espero y deseo de todo corazón que sea un año cargado de SALUD para las familias y mucho AMOR, siempre insisto en que es lo más importante. Que paséis unas muy felices fiestas.



-Leyre-


La fotografía, mía.

sábado, 20 de diciembre de 2008

Francis Cabrel




Parece que hoy estoy en Francia, en medio del jardín, pensando en coger la bicicleta y pedalear por las calles de Tarnos para detenerme en el desguace de motos que hay tras las verjas anaranjadas y elegir la que me llevo. Suena esta canción.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Al son de su locura


Hacía un frío desagradable que junto con el viento congelaba la punta de la nariz. Se escuchaba el cloc, cloc, de los zapatos por las calles desiertas y la melodía de una guitarra que acompañaba a la lluvia en la inmensa oscuridad de la plaza. Cantaba canciones que apenas se entendían.

En cada pueblo hay un loco, o mejor, en cada pueblo hay alguien que sobresale sobre la gente aparentemente normal. Retrocedo y hago incapié en las veces que me he visto sorprendida tarareando sus canciones durante el camino. En las historias que me contaba X. Es un artista, me decía, le dije que me tocara la canción, y disfruté escuchando. Lo innegable, es que lo hace porque detrás de esa mente alocada y dicharachera, le gusta saber que hay quien que se divierte con lo que él representa, y si además descubre alguna que otra sonrisa, es más que suficiente. Todavía se escucha:

Míralo, ya está con sus locuras. Dios mío, a este hombre no sé cómo no lo encierran. Pero que barbaridad, a estas horas, y dando el cante. Mira que pintas. Está loco de remate.

Estas palabras son lo fácil, lo difícil está en pensar que no comete ningún delito, que sus canciones suenan a cambio de nada en medio de una tarde lluviosa, llamémosla triste, en la que la mayoría pensamos en si llegamos pronto o tarde al lugar, en qué hacemos mañana para comer,¡qué mal se ha portado hoy el niño!, ¿habrán arreglado el coche en el taller?. Un sin fin de cosas, que cabe la posibilidad de olvidar al escuchar sólo una de sus canciones.



La Fotorafía es de aquí

miércoles, 3 de diciembre de 2008

El ordenador


Recuerdo el sonido del timbre. El primer ordenador, un regalo de mi padre. Se empeñó, o más bien, me empeñé. Le he dicho a X que venga para decirte cómo funciona y así aprendas a utilizarlo. Él te enseñará bien. Cuídalo que vale mucho dinero.

X. se presentó en casa a los pocos días para darme las primeras lecciones. Apuntaba todo en el papel, “C” dos puntos, barra, enter, el enter es muy importante, escape para salir , f1, f2, f3, flechita, control. Por aquel entonces no existía internet, ni siquiera el Windows, sólo conocía el ordenador por cinta que en alguna ocasión había utilizado para jugar en casa de mi tío, que al tiempo, acabé heredando.

Las clases de X fueron avanzando. Compré disquetes . Tienes que tener cuidado, porque si te vas a clase y tiene un virus, ese disquet lo llevarás a casa y al meterlo, contagiarás ese virus a tu ordenador. X era muy preciso en sus explicaciones, pero no siempre le hacía caso. Desobediente. Eres una inconsciente, ¿no ves lo que puede pasar?. Maldito virus y maldito todo.

Con el tiempo se convirtió en una herramienta de diversión, llegaba a casa y continuaba las clases con un programa que ni siquiera recuerdo. Mucha matemática, una tortuga, grados y grados. Lo mejor el comecocos.

En la universidad compré mi primer portátil con mucho esfuerzo y trabajo, cuídalo que vale mucho dinero. A la gente le daba por reír cuando me veía tapar cuidadosamente el teclado con un plástico muy suave para que no le entrara el polvo, cuando limpiaba la pantalla con un líquido especial, o cuando ponía el grito en el cielo si veía que alguien ponía un libro, revista, codo, brazo, sobre el mismo. Ahora sólo sirve para darme algún que otro disgusto. No va la disquetera ni siquiera uno de los aspas que lo ventilan, pero guardo su alfombrilla para que no le entre el polvo.

Después de todo sólo me viene a la cabeza la cara de felicidad que sintió mi padre cuando posó la pantalla sobre la mesa de cristal, le he dicho a X que venga para decirte cómo funciona y así aprendas a utilizarlo. Él te enseñará bien. Cuídalo que vale mucho dinero, sin ni siquiera saber que ahora, para bien o para mal, forma parte de mi vida.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Amapola



Comienza así la mañana, medio dormida, con un cielo gris y un hielo que rodea media manzana. La otra media, lo deshace un rayo de luz que achicharra el corazón.

- ¿Cómo lo llevas?.

- Trabajando.

- Deberías de estar montado en una noria comiéndote un helado de Ferrero Rocher.

- Y tú deberías de estar comiendo yemas de espárrago.

La cuestión es lo de siempre. El deber de estar en una nube, en la burbuja o en el zoo dándole de comer a los mandriles. También ser bohemio, que te libre la literatura, o lo que no es la literatura. La cuestión son muchas cosas que generalmente no se olvidan y tienden a imantarse en la neurona.

Hoy, el órgano muscular Navarro, hueco, de forma cónica cuyas contracciones mantiene la circulación sanguínea y que bombea unos 300 millones de litros de sangre, cumple 30 añitos.

Y debería de estar montado en una noria comiéndose un helado de Ferrero Rocher o sentado en un banco recomendándome la lectura de Peter Stamm, porque es el mejor libro que se ha leído en mucho tiempo. Lo leerá, dice, como si fuese Papa Noel, sólo porque le he dicho que lo leeré, sí, lo leeré.


Feliz cumpleaños amapola.


En la fotografía: Uno de los miembros del Canto del loco, o El loco a secas.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Live forever -Oasis-




Tu y yo vamos a vivir para siempre. Como si es en la memoria de un perro. Y qué.

Dime



Dime si late, si vive, respira o bombea.

Dime si llega, si aguanta, si es fuerte o
si tiembla.

Dime si ama, llora o pide.

Dime si habla, si hiere, si escucha...

Ahora, dime.


La foto: mía.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Campanilla


Me llegan mensajes sorpresa:

Ya ha llegado tu peli a los videoclubs a ver si tienes suerte y la consigues. Estará bien.

¿Qué peli?, no sé de qué me hablas.

Ahhhhh…cuando lo veas lo sabrás.

Un email en euskera, de alguien que tuve el placer de conocer hace cosa de varios meses.

Me explicarás, ¿por qué campanilla?.

No hubo explicación.

En la universidad Ángel me contaba su experiencia en Orleans, Francia. Nos dimos el email.

¡Campanilla! qué bonito. Es un personaje que me tiene hechizado, siempre me encantó campanilla.

Me avergonzaba explicarle que algún día tendría que cambiarlo para no tener que pasar ese tipo de situaciones.

Cambiarías tu personalidad, y no se trata de eso, mantenlo siempre.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Desinterés



No me gusta el baloncesto, qué horror el baloncesto, ¿por qué tendré que aguantar el baloncesto?. No me gusta la pelotamano, me aburre ver jugar a pelota. Todo esto es lo que pensaba mientras nos íbamos a la sala después de haber comido. Él ocupaba uno de los sofás, yo me sentaba en el suelo enmoquetado apoyando la espalda sobre el sofá. Mi cabeza sobrepasaba sus rodillas. Tenis, pelotamano, baloncesto, fútbol, noticias, cosas aburridas.
Mientras, observaba el dibujo que había encima de la mesa camilla, demasiado bonito para ella, y no me gustaba el tenis, ni el futbol, ni la pelotamano, ni las noticias, ni el dibujo, ni ella.

Cuando él cerraba los ojos, observaba su perfil varios minutos y me iba al otro sofá para dormir.



La imagen , mía.

domingo, 16 de noviembre de 2008

Mi bruja


Nos hemos dejado la escoba. Otra vez será.

viernes, 14 de noviembre de 2008

La niña bonita


¿Sabes que tienes una fuerte coraza y que aprovechas estos momentos para reírte de tus problemas en la vida? . Humor cítrico. Nos haces reír a todos porque tienes esa gran capacidad de payaso, transmites alegría y eres hábil para de cosas serias hacer tonterías, y por dentro, entretanto, eres un alma íntegramente sensible.

¿Lo recuerdas?

Luz alegre y viva, brisa cargada cuando se enfada, suave seda cuando se enternece, brillo rebelde cuando mira, salvaje cuando toca, esperanza cuando piensa y carcajada cuando se agota. Un alma sensible y poco paciente a la que pertenecemos desde el día en que nacimos, o desde el día en que nació, porque ella ya era nuestro destino.



Feliz cumpleaños.


jueves, 13 de noviembre de 2008

Lo cadavérico de la universidad


Sólo lo veía en clase de dibujo, con los brazos destartalados. Nunca me fijé en su cara, más bien me limitaba a tocarlo de vez en cuando o a meter uno de sus dedos en mi nariz.

Ayer, después de un año, todo me parecía curioso.

Le faltaban varios tornillos, lo cual me llevó a pensar en lo poco cuerda que hay que estar para hacer esta carrera. Su sonrisa burlona, manchada de pintura acrílica u óleo, qué se yo, esa gran sonrisa que asoma cuando pienso en la cantidad de instantes en los que he reído apoyándome en esa fría pared de ladrillo. El tiempo perdido de cada día, invertido en palabras que rebotaban una y otra vez por los pasillos. Es un cuadrado, un cuadrado, izquierda o derecha, pero un cuadrado, repetía una y otra vez cuando perdía la orientación.


Fotografía del esqueleto de la C2, Bilbao 2008.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Historia amor-palote


Todas las mañanas entraba en la oficina regalando palotes. Una chica inquieta, positiva y con una sonrisa brillante que sólo deseaba llegar a él , un tipo tranquilo, alto y comprensivo. Técnico informático.

Le conquisté con el palote de cada mañana. Puse su nombre en la contraseña del ordenador. Me lo advirtió una semana antes una compañera, que nunca se te averíe el ordenador, verás, verás. ¡Zas! se me averió. Me inventé que en los anteriores trabajos había que poner el nombre del técnico por si pasaba algo. Lo gracioso es que él no sospechó.

La ilustración es de Yoshitaka Amano, del comic The Sandman.

Madre, Olga e hija.



Celebrábamos el cumpleaños de mi tía. Aquella noche Olga y yo conectamos como dos almas gemelas. Ni si quiera sabemos por qué nos colocamos en el sitio preciso para poder charlar toda la cena. A un lado estaban los del vino tinto y al otro los del rosado, curiosa la distinción que nos llevó a cruzar las primeras palabras.

La observé a los pocos segundos de conocerla y junto con las primeras palabras procedí, un poco precoz, a decirle que se parecía a una conocida amiga y actriz que trabaja en una televisión local. Muy simpática, me dijo que esa misma semana pondría la serie para reconocerse. Lo cierto es que Olga no sólo era físicamente parecida a una conocida y actriz de la televisión local, sino que además, con aquel carácter extrovertido sospeché sobre sus dotes artísticas.

- Tú tienes un punto artístico, ¿no?.

Rió a carcajadas. Reina del teatro, callejeros, malabarista, payaso, y un extenso etcétera . Hablamos largo y tendido sobre comics, dibujo, arte y vida.

Esa noche también conoció a mi madre, que tras el café, se unió a nuestra conversación.

Sé que es tu madre porque en cuanto has llegado al bar y no la has visto, has preguntado rápido por ella. Al llegar ella de la barra, sólo tenía ojos para ti. He visto que te ha cogido de los cuellos del abrigo mirándote a los ojos y te ha dicho unas palabras que tú has agradecido en un rápido abrir y cerrar de ojos y una sonrisa no demasiado explícita. Se ven muchas cosas entre las dos. Se ven. Juntas sería difícil, pero separadas prácticamente imposible.

Somos muy diferentes. Yo soy la pijoperfecta que no sé a quién he salido, y ella la bordevulgarcabezona que no sé a quién ha salido.

Las dos asentimos con la cabeza, será que nos entendemos demasiado.


La foto, pues mía.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Lo simple


Ángel tropezaba en las escaleras que subían a la habitación bebiendo a sorbos las últimas cucharadas del yogur, y enchufaba la tele para dormir.

“Las cosas simples de la vida, no retengo nada más” .


La fotografía, Ezcaray, 2008.

domingo, 2 de noviembre de 2008

Genios



Si andamos justos de genios, hay bombillas para dar y regalar.

Abrazada a ti



Se hacía muy tarde y las horas con ella pasan como relámpagos. Está preciosa, pienso, y mientras habla le miro a los ojos, también preciosos, y su nariz, también preciosa. Sus rasgos ya un poquito arrugados pero graciosos, con tonalidades rosas, rozan las perfección de los 65.

Con ella no existe el silencio, sólo a veces, cuando nos vencen lágrimas de nostalgia, de todos aquellos momentos en los que querríamos permanecer inmóviles, disimulando que ha pasado el tiempo.

Nos enseña a ser fuertes. Ella es el verdadero ejemplo de vida, erguida, con la barbilla ligeramente levantada, nariz curva, sonrisa larga, fina y escurridiza.

Pienso en cuidarla, en cuidarla siempre.


jueves, 30 de octubre de 2008

El rayo de sol



Fotografía, Gabiarrota, 12:00 am. (Pinchar en la foto).



lunes, 27 de octubre de 2008

Vivir



“En definitiva el universo son burbujas fractales, una burbuja produce otras, y éstas producen otras y así hasta el infinito y nosotros vivimos nuestra vida, pero la vivimos repetida, como si fuera un video biográfico que viajara por diversos universos, la vivimos esa vida varias veces…”.

Fragmento de Así son los autistas, de Vila-Matas.


Hace varios días que R. me somete a preguntas cargadas de misterio y sutilmente conectadas. Ha coincidido que los días en los que me hacía las preguntas, eran horas intempestivas, con copas de rosado, y al borde de lo irracional.

- Sería una mierda pensar que pasamos por la vida sin más. Sería una real mierda pensar que no estamos aquí para nada, ¿no crees?.

- Lo que creo es que los fines de semana de invierno deberíamos empezar a hacer repostería en mi casa. Nos saldrá barato.

La fotografía es del amanecer (27-10-08) .

lunes, 20 de octubre de 2008

Gusanamente


A través del cristal que separa el estudio de la terraza, transpasando los radios de las dos bicis que se apoyan sobre la pared, un gusano verde aterciopelado se reboza por el suelo, avanza de izquierda a derecha, o podría decir que retrocede de izquierda a derecha. Cada poco tiempo mi cabeza se despista hacia él y me imagino tertuliando la mañana gustosamente. Consiste en levantar la cabeza y hacerle gestos, él devuelve el saludo con la cola simultáneamente. Así , con leves esfuerzos, hemos intercambiado una miga de pan por unas cosquillas en el dedo.

martes, 14 de octubre de 2008

Últimos


Arranca a mordiscos el pequeño trozo de pan que tiene en sus manos, deja los últimos para los pájaros. Piensa triste que quizá sean pedazos de una vida desbaratada, y que aquellos merezcan al fin volar.


lunes, 13 de octubre de 2008

Semicirculos I


Estoy sola en la playa, en realidad hace escasos segundos que pensaba esto cuando a lo lejos he visto aparecer al Hombre del Kayack naranja.
Se encuentra a menos de medio metro sacando las algas del agujero por donde mete el cuerpo. Es curioso ver cómo lo maneja desde la orilla hasta el escalón que bordea la playa, soy incapaz de explicar mediante palabras cómo lo hace. Utiliza semicírculos, creo que es la única manera de abreviarlo.


Menorca, 2008.

sábado, 11 de octubre de 2008

Post-vacacional


O coges la vuelta de vacaciones con humor o la cosa deja de tener gracia.



¡Desestresémonos!


viernes, 3 de octubre de 2008

El susurro


Todas las noches escucho el susurro del mar. Hoy bravea, las olas chocan fuerte contra las rocas. Impone un frío invernal. Estoy en la isla, a 6 minutos de que acabe este rato en un cibercafé. Y se acaba el tiempo.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Un sin fin de posibilidades


“Todas las tardes ensayaba junto a ella el punto de cruz. Hice bufandas para las muñecas, me lo enseñaba todo. Las vestía, aseaba y peinaba. En un rinconcito de la sala hacía las comidas, amontonando hierba, lentejas, macarrones, y algún que otro garbanzo que sobraba de la partida de cartas de mi abuelo, más un poquito de agua. También aprendí a perfumarlas, amarraba todos los botes de colonia que había por la casa, mezclando gotas en un balde abarrotado de flores.


¡Vòila! ¡abuela , huele a ti!.


Nunca me gustó maquillarlas”.

El atardecer



Desde lo alto se ve todo diminuto. Tejados, caminos lombriz, verde, marrón, violeta, naranja. El cielo se toca con los ojos, todo parece templado, limpio y tranquilo. Doy curva la derecha, curva hacia la izquierda y me incorporo a una zona plana, llena de verde, para ver el atardecer.

Los picos se van comiendo al sol, las nubes lo arrinconan y de pronto desaparece.


La imagen es del monte Jaizquibel.

jueves, 18 de septiembre de 2008

El amor, ¿cobardía?



Tras el teléfono se oye una voz rara, es ella, pero no es ella, es ella. La voz titubeante, nerviosa, inquieta, risueña, y es ella pero no es ella.

- Cualquier día mato a mi madre de un disgusto.

- ¿Por qué? ¿Qué ha pasado?.

- Nada, no ha pasado nada, no, nada, bien, pues no es que me pase nada, pero es que pobre mujer. Es que mira que lo he intentado... he querido contárselo, pero es que no…nonono… pobre, ella no lo entendería. En realidad yo sé que quiere lo mejor para mí.

- Pero por qué, ¿te pasa algo? No entiendo nada. Qué pasa.

- Me he enamorado.

(Silencio)

Estoy loca, no lo sé, pero ya no podía más. Si es que qué hago con mi vida, llevo años sin sentir esto, y ahora qué, ahora mira, me he enamorado y qué hago. Y me brillan los ojos, demasiado, lo noto.

- Enamorarte no es un problema, el amor es así, no entiende de ahora, de después, no entiende, el amor es así, no lo sé. ¿No eres feliz?.

- No, soy una cobarde.


La fotografía

miércoles, 10 de septiembre de 2008

El momento de gloria y de locos.


He llegado de trabajar hambrienta y he decidido hacerme un bocadillo de nocilla. Toda la tropa, así es como especifico a mis hermanas y al perro, estaban en el sofá viendo los dibujos. Es el mejor momento para incordiar, el momento de gloria. Kharen no para de mirar el bocadillo.

K.- ¿¿Me das un cacho?? ¡Quiero un cacho! .

L.- No, pero, ¿no estás a dieta? El médico te dijo que estabas a dieta y sabes que hay que hacerle caso.

K.- ¿Qué día más bonito hace hoy verdad?.


La ilustración es de Enara

sábado, 6 de septiembre de 2008

Me recuerda -Esther Phillips -



Alguna vez me han solido preguntar, ¿qué música te gusta?, la que me facilita un día, me hace pasar un buen momento, me recuerda, la que me transmite. No tengo ninguna decantación. Reconozco que hay grupos que me ponen los pelos de punta, pero escucho cualquiera.

Iba a poner And I Love Him , pero creo que esta tarde me acompaña la que publico. Me recuerda a buenos paseos, risas, sobre todo me recuerda, ahí va.

viernes, 5 de septiembre de 2008

De espalda gruñona


La espalda es una quejicosa. Mira que le digo que se esté callada, que así la mar de bien, que los cojines la miman, la abrazan. Nada, no hay manera de que esté tranquila, así que ante tanta insistencia he tenido que vestirla de olimpiada e ir a regañadientes a la piscina. Primer inconveniente, sólo hay dos calles adaptadas para nadar. En la primera, una mujerona fuerte que nada a 3 por hora, en la de alado un hombre armario, a 100 por hora. Por un momento he tenido dudas matemáticas. Decido ubicarme en la de la mujer.

A los 10 minutos el hombre se marcha, pero ya tarde. Al cabo de un rato decido salir y me voy al baño de vapor, aguanto 10 minutos, sauna, 3 minutos, Jacuzzi, 20 minutos.

Segundo inconveniente, las aspas que permiten el paso a hidroterapia no me dejan salir. Salto por encima, se vuelve a quejar. ¿Pero qué demonios te pasa? . No contesta. De camino a los vestuarios abro la taquilla con la mala suerte de que la moneda sale disparada por el pasillo, Ahora no te quejas, ¿eh?. No contesta. Ya dentro, una señora no para de mirarla, quien sabe si la oye crujir. En la salida surge el tercer inconveniente, la tarjeta no va, no emite la señal para que se abran las aspas. Me abren desde recepción y es ahí cuando decide comentar con descaro:


- Pareces nueva.


La imagen es de David Ruiz.

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Te acompaño


- ¿Por qué siempre me acompañas a la puerta? pareces una madre.

- No sé, siempre lo he hecho, se podría llamar educación, qué se yo. ¿No te gusta que te acompañe?

- Me hace gracia, no estoy acostumbrada.

- Deberías, a mi me gusta que me acompañen.

- Al final vas a tener razón.

- Y el día que no lo haga qué, ¿eh?.

- Ese día no estarás en casa.


martes, 2 de septiembre de 2008

Soy artista


Berlín parece precioso, parece, porque nunca he estado allí. Sólo lo veo por fotos. Así me pasa con muchos lugares. Mi padre solía decir que no había nada más bonito que su Donosti natal. En cierto modo tenía razón, porque bonito es, pero quizá lo que lo hace bonito no es el lugar, sino quién está en él.

Hace cosa de una semana conocí a una persona admirable. Estaba trabajando durante las mañanas en un albergue. Me sorprendió por detrás, y como me encontraba muy atareada no quise hacerle mucho caso. Ehh.. disculpa, ¿cómo se llama?. Mi segunda respuesta fue, soy artista, pensando que solo así me lo quitaría de encima, muy ingenua por mi parte. Abrió sus ojos almendrados, ¿en serio?, yo soy músico, llevo tocando desde los 4 años, ¿y tú a qué te dedicas ?. Paré, porque me pareció que la respuesta daría para largo. Tras varios intentos de avanzar con el trabajo, pues estaba perdiendo mucho el tiempo a pesar de estar tan cómoda, no hubo nada que hacer. Salí de allí con una bolsa cargada de libros y cd´s de música clásica comprometiéndome a hacerles un hueco en mi casa hasta que él pudiera volver, ya que esa misma mañana marchaba sin rumbo fijo. Puedes quedarte con el que quieras, no me importa, pero cuídamelos.

Nada más llegar a casa los coloqué sobre la mesa del estudio, ojeé algunos, la mayoría en italiano. En el interior de uno de ellos, había dos hojas sueltas que al abrir cayeron sobre la mesa. Dos cartas, una de papá y otra de mamá. Las leí, después se me aceleró el corazón, pero las leí. Pensé que aquello no me pertenecía, pero a la vez me di cuenta de la autenticidad de aquella conversación, de que todo lo que dijo, habló, pensó, fue tan verídico como las cartas que yo me dediqué a usmear.

Parece mentira como a veces, según la cabeza, lo momentos, el lugar, podemos ser capaces de disfrazarnos, de parecer estar ocupados, ser invisibles ante alguien tan real.

En la fotografía, dos artistas en Berlín.

martes, 19 de agosto de 2008

El primer amor


Todavía me acuerdo de sus ojos, le vi pasar cerca, parecía que tuviera prisa dando zancadas entre tanta gente, y me vio. Entonces se paró y me dijo con esa sonrisa blanca que no se borra. Cuánto tiempo. Sí, mucho, demasiado, respondí.

-Me caso.

Apenas me puse nerviosa. Pasaron decenas de imágenes por la cabeza, todas ellas bonitas. Y continuó:

-Le pedí la mano en la playa, entre miles de velas y fuegos artificiales. Lo preparé todo.

Clavé fijamente las pupilas, sonriendo, quizá como nunca me había atrevido a hacer. Exploré todo y cada uno de sus gestos. Contagiaba.

El primer amor es ese en el que nunca te equivocas, pensé.


La fotografía es de aquí

viernes, 15 de agosto de 2008

La Virgen de Leyre


Hoy es mi Santo, lo más curioso de todo esto es que me acabo de enterar hace escasos cinco minutos. Me parece irreal. No suelo decir este tipo de cosas, pero como es la primera vez en la vida que me entero de mi santo lo comparto con todos.

Nombre: Leyre

Fecha onomástica de esta santa: 15 de agosto.

Explicación del nombre Leyre ¿Qué significa Leyre?

Nombre de la advocación Mariana. Nuestra señora de Leyre.

jueves, 14 de agosto de 2008

Esto es real



Está pitando un camión. Nunca me he subido a un camión.

Ahora me gustaría pintar, por ejemplo, el humor del universo. Carcajadas. Me doy media vuelta, pero no encuentro el centro neurálgico de la risa.

En un primer momento, hace ya la friolera de 12 años, imaginaba que el único problema que había en esta vida era no saber resolver una ecuación.

Granada me sorprendió.

Ayer me imaginé viendo los fuegos artificiales desde la ventana de un avión destino patagónico.

Y se intuye que el cerebro, a veces, es así de disparatado.

lunes, 4 de agosto de 2008

Desde la ventana.


A veces se me ocurren cosas cuando más prisa tengo en irme a la cama. Fotografiar la noche desde la ventana.

Noche del 4 de agosto a las 23:06 , rara, pero bonita.

viernes, 1 de agosto de 2008

Un As bajo manga


Se han ido todos de vacaciones a Navarra. Me llaman por teléfono y se van poniendo uno a uno. Kharen es la tercera vez que habla conmigo y le cede el teléfono a Arantza, la tercera de las hermanas.

- ¿Por qué no has venido con nosotros?

- Tengo que estar en el ordenador.

- Ah muy bien muy bonito me parece, prefieres estar conectada al ordenador y no venir con la familia.

- No Arantza, esto es trabajo, tengo que hacerlo.

- Ah bueno vale, pues entonces vale. Ten cuidado con el Payaso a la noche no vaya a ser que te clave un cuchillo.

- El payaso lo guardé, así que tranquila, no creo que se despierte a las noches.

- Vale, mejor, te paso con Kharen.

Aclaro que el Payaso se trata de un muñeco al que Arantza le tiene pánico desde que era pequeña, y nunca he entendido porqué, luce una cara simpatica.

Viva la vida



Coldplay. Me he quedado sin entradas, qué le voy a hacer.

jueves, 31 de julio de 2008

Curiosos ojos azul celeste


A María la conocí hace tres años. Entraba en la tienda con unos pantalones vaqueros y su melena rubia. Todavía recuerdo el color gris de la camiseta que se probó, muy acorde con su estado emocional por aquel entonces. María era una niña que rondaba los 14 años. Llevaba días viendo la camiseta en el escaparate y ese día entró para probársela. No hacía más que decir que le quedaba horrorosa y que estaba tan gorda que todo le sentaba mal. Arrojaba palabras muy duras que chirriaban los oídos y todavía más saliendo de aquella boca pequeña, quiero decir, aún por formar.

Era una niña delgada, normal, guapa y muy simpática. Aquel día nos quedamos un largo rato debatiendo sobre su gordura. En realidad se trababa de una alucinación, un algo que hacía que ella se viera así. Al cabo de los días se presentó de nuevo en la tienda muy sonriente, pero ésta vez no vino a probarse nada, sino más bien a hacerme una visita. Empezamos a hablar, recuerdo que era un agosto de calor infernal, nadie se dedicaba a probarse ropa, la tienda estaba siempre vacía. Le cedí un asiento y le dije que se pusiera a mi lado para poder hablar cerca. Las frases se alargaban sin prisas y se concentraban premiosamente en los detalles. Sus ojos se interesaban por todo, eran curiosos ojos azul celeste.

Los días se convirtieron en visitas largas, me contaba su vida. Lloró, pude ver el azul celeste brotar sobre su mejilla. Nos fundimos en un fuerte abrazo.

Hace unos días vi a María, después de mucho tiempo. Hacía un rato que había llamado a mi madre porque no me encontraba muy bien. La esperé en el banco del paseo, refugiada bajo la sombra de los árboles y sintiendo la brisa fresca. Por allí pasaba ella con una amiga, ya mayor, o eso me pareció, muy mayor. Su gesto de sorpresa resultó imposible de confundir. Allí estaba ella. Te veo pálida, parece que te acabas de levantar de la cama, me he quedado asustada cuando te he visto así, la miré con la cara que pude y le dije que sólo estaba un poco mareada. Me va todo bien, vengo de la academia para que no se me olvide lo que he dado este año y en agosto me voy de vacaciones al pueblo. María, siempre tan encantadora.

sábado, 26 de julio de 2008

Kharen ¡Zorionak!




Seguirá creciendo todos los veranos, pero éste es especial.Para que vuele sólo un par de segundos y se acuerde de él, que tanto la estará observando.



¡Feliz cumpleaños princesita!



PD: Voy ahora mismo a que abra mi regalo, los demás me importan un bledo, mala hermana.

viernes, 25 de julio de 2008

Todo lo bueno que ya poseemos.


De golpe, me ha venido la frase que he colocado en el título. “Todo lo bueno que ya poseemos” y seguidamente la palabra "Gratitud".
Es verdad que todo pasa y que lo nuestro es pasar, me refiero a la vida. La infancia, cuántas veces hemos dejado un plato de pescado porque nos dolía la tripa y nuestros padres nos han enseñado:

“Otros no tienen para comer y tu queriendo dejar el pescado”.

No había más remedio que asentir con la cabeza y comer los pocos trozos que faltaban. Y ahora no es sólo ésto lo que me viene a la cabeza, sino un sin fín de cosas.

Por eso doy gracias a la vida, por tener siempre un plato para comer, por el amor incondicional de una familia, gozar de una buena salud y en cualquier caso tener a una doctora cuando sea necesario. Por haberme dado la oportunidad de conocer un mundo mágico de amor, pasión y ternura. Por haber sido frágil cuando lo he sido, por haber sido fuerte cuando lo he sido. Por concederme oportunidades y no pensar nunca en un tren perdido ni olvidado, por sacar todo lo bueno que tengo dentro y compartirlo. Por soñar y participar en mis sueños, ser inocente, salvaje y silenciosa.

Doy las gracias por llevarse de ella a quien se haya tenido que llevar, a pesar de lo injusto y del miedo que provoca. Doy las mil y una gracias por vivir.

La fotografía: San Juan de Gaztelugatxe. Lugar encantador.

domingo, 20 de julio de 2008

No hay mal que por bien no venga


Última hora de la mañana, después de tanto tiempo el edificio de sanidad ha sido renovado. Subo las escaleras hasta la tercera planta, dos señores mayores bajan a duras penas apoyándose sobre la barra. En la primera planta, ni un alma, en la segunda planta, lo mismo. Sigo pasillo adelante sofocada por el olor a medicamento. Sillas vacías, calor masificado, me voy, me quedo, cómo me voy a ir, ahora qué le voy a contar. Entretanto la doctora sale a la sala de espera.

- ¿Me esperas un poquito? Tengo una urgencia.

- Sí, claro tranquila.

(10 minutos)

- Pasa cuando quieras.

El lugar de siempre, las ventanas cerradas, sillas incómodas, no sé por dónde empezar.

- No he querido darle la mayor importancia, pero al final me han hecho venir.

- Y dices que se te ha pasado.

- Sí, ya no me noto nada.

- Pues no te preocupes, eres muy joven, habrá sido algo sin ninguna importancia, en el caso de que se repitiera varias veces vienes y lo miramos.

La noto diferente, está simpática. Aprovecho la situación para que me haga unas cuantas recetas. No dice nada, normalmente siempre pone caras raras. Es última hora de un viernes, puede ser eso, que sea viernes o que se va de vacaciones. Ahora sí, me mira con cara rara.

-¿Eres pensionista?

- Sí, claro.

Recuerdo esa pregunta-respuesta la última vez que la visité.

-Pero si eres muy joven.

- Sí, lo soy.

Tengo una conversación de lo más curiosa con la doctora, se interesa por todo lo que le cuento y me sonríe. Por fin, tras varios años me convence de que es una persona normal.

Locura


- Hay veces que te echo terriblemente de menos.

- ¿Tan terrible?

- Sí, da miedo.

- ¿Y eso?

- Es apocalíptico.

- Exageras.

- ¿Y tú?

- También exagero.

- ¿Entonces?

- Me enloqueces.

sábado, 19 de julio de 2008

Nerea


Se casan, y que cundan las sorpresas.

Para la niña que conocí cuando vivía en Francia y a la que siempre le han brillado los ojos, por la de veces que me hacía reír, por los macarrones con atún que preparaba mi madre cuando ella venía todos los martes. Por dormir en una camita muy pequeña, arrimar el culo y discutir quién de las dos abrazaba al oso. Y porque le debo 5 años de carrera de intensa felicidad, estamos ante un verdadero tesoro.

Para ti y toda esa gran familia que te quiere tanto como te quiero yo.

Marcelino



Tan tranquila comiéndome el cuscurro de la barra de pan que acababa de comprar y paseando al perrito, me paró un señor muy amable.

- Perdona, es que te veo comer el pan y me has recordado una cosa, ¿te importa que te cuente? es sólo un segundito.

- No, claro.

- En mis tiempos cuando era jóven sólo existía el pan negro, ahora ya sabes que hay muchas clases de pan. Te estaba viendo comer pan y me recordó a una situación que viví de pequeño. Por aquel entonces acababa de pasar la guerra, yo paseaba comiendo pan y un hombre me dijo que si le daba un trozo a su perro, vería rápidamente cómo se le caería el rabo. Ahora los perros no quieren saber nada de pan, pero por aquel entonces bien que les gustaba. ¿Sabes qué hago yo con los mios?, un amigo me da sacos enteros de pan duro, lo cuezo con un poquito de arroz, un trozo de hueso de lo que sea y se lo comen que da gusto.

- Pues mire yo, pan sólo, ¿ve lo rico que está?, luego no llega a casa ni la mitad.

- Sí, eso me pasa a mi también.

- ¿Quiere un trozo?.

- Mmmmnnn…no, es igual, uno pequeño, un trocito pequeño. Hay a dos cosas que nunca digo que no, al pan y al vino.

- ¡Al buen vino!.

- Y al malo también.

miércoles, 16 de julio de 2008

"Money" - Liza Minnelli, Joel Grey



¡¡¡¡Moneyyyyyy moneyyyyyyyyyy!!!!

viernes, 11 de julio de 2008

Las quinceañeras preocupan (Ganar-Perder)


Están en una edad complicada, todos sabemos que 16 años es múltiplo de 16 fiestas, 16 cigarros, 16 kalimotxos y podría seguir. Entran en cólera de suspiros y levantamiento de hombros, llegan a mi casa a decirme que sólo les dejan hasta la una de la mañana, que cómo puede ser, que cuando lleguen a la fiesta –organizada-casi se tienen que marchar. Evidentemente tienen razón. Cosas así nos han pasado a todos, la vida sigue y se ve diferente.

Precisamente porque todo vuelve, pensamos que podemos actuar de forma correcta, pero no, la experiencia no siempre ayuda y ahora se conecta con culpabilidad ¿Y si les pasara algo?, les puede pasar en cualquier momento pero, ¿y si les pasa justo cuando cedo? . Entramos en la profundidad del tema, sí, así de fácil, tan igual como saciarte a kalimotxos.
Hago un par de llamadas, sé que puedo ir a buscarlas a las tres de la mañana –no cedo-, que es lo que piden. Quizás como nadie vuelva a la una pueda ocurrir cualquier barbaridad, porque vuelven solas. Al final entramos en una especie de juego en el que o ganamos o perdemos.

La imagen: El lugar de la fiesta. Las terrazas del Kursaal.

Enferma


Está sentada en la terraza. Toma un café con su madre, el perro revolotea por los alrededores. Sé que no está bien, su madre no está bien. Me dice con buena cara que le han puesto todos los chiringuitos de las ferias debajo de casa, le digo que yo miraré ahora, que todavía no he visto nada pero que seguramente duerma en otro cuarto porque será insoportable. Entre tanto la madre pide agua, y la quiere ya. Entonces nos despedimos, mañana bajaremos a tomar algo. Pienso que hay días en los que ha estado mejor, me voy con pena. Lo único que alivia es ver que sus hijos dan la vida por ella.

¡A jugar!


Kharen aterriza de sus vacaciones, para mi largas, para ella muy cortas. Por teléfono:

- ¡Me han regalado la casa de Casper!

- ¿Del fantasma?

- Sí.

- ¡Pero si todavía no es tu cumpleaños!

- Ahhh… pero y qué, si me lo regalan…

- ¿Se te ha caído algún diente?

- Nooo, tengo los de siempre.

- Pues a ver si se te caen de una vez.

- ¿Qué quieres que me quede sin dientes?

- Claro.

- ¡Luego vienes a jugar conmigo!.

Después de un mes sin verla, las horas se hacen eternas.

martes, 1 de julio de 2008

¿Qué hace un huevo roto en una botella de plástico?



Piar, picar, el animal...alguna sugerencia...

Yo que tú robaba la foto...sisi tú...tú..ya sabes.

lunes, 30 de junio de 2008

Despedida de Junio


Mariposa de Otoño

La mariposa volotea
y arde -con el sol- a veces.

Mancha volante y llamarada,
ahora se queda parada
sobre una hoja: que la mece.

Me decían: -No tienes nada.
No estás enfermo. Te parece.

Yo tampoco decía nada.
Y pasó el tiempo de las mieses.

Hoy una mano de congoja
llena de otoño el horizonte.
Y hasta de mi alma caen hojas.

Me decían: -No tienes nada.
No estás enfermo. Te parece.

Era la hora de las espigas.
El sol, ahora,
convalece.

Todo se va en la vida, amigos.
Se va o perece.

Se va la mano que te induce.
Se va o perece.

Se va la rosa que desates.
También la boca que te bese.

El agua, la sombra y el vaso.
Se va o perece.

Pasó la hora de las espigas.
El sol, ahora,
convalece.

Su lengua tibia me rodea.
También me dice:-Te parece.

La mariposa volotea,
revolotea,
y desaparece.



Pablo Neruda.

Dime cómo lo hago yo.



Muchos fueron los que en los años 80 cayeron en el mundo de las drogas y se perdieron. Aquellos malos, duros años en los que familias llenas de magia acabaron rotas en silencio. Hoy no se han recuperado, pero perdonan. Lo más estúpido fue caer, lo más bonito que levantaron y lo injusto, que ya no están.

El cuento de hoy dice que érase una vez los que estuvieron.

Nadie merece caer, absolutamente nadie. Y cuántos.

La canción: Carlos Goñi. Habla sobre el perdón. Hay un previo en el que habla del amor, pero quiero hacer incapié en ésto: Dice que ellas son más grandes, hay ellos que también lo son.

domingo, 29 de junio de 2008

Olimpo


Dicen que al olimpo de los dioses del deporte. Qué voy a decir, se lo han merecido, y tanto.

viernes, 27 de junio de 2008

Para mi Ga-lego.


Llega el final de otro curso tan diferente a los demás, donde los días se esfuman como las volutas del humo de un cigarro. Nos vamos y nos quedamos con los buenos momentos. Santi está en todos ellos.

“No es ni el más bello ni el más estilizado,
pero es de mí para tí.
Un objeto, un pacto”.

Nunca olvido. Espero que la felicidad te abrace en cada momento, porque para mí la vida son eso, pequeños y grandes momentos.

¿Sabes cuál es ésta banda sonora?

Cien mil y cine.

¿Sabes por qué los pájaros vuelan?

Alas y………aerodinámica.

Mucha suerte.


La foto: El faro de Hondarribia.