lunes, 31 de diciembre de 2007

SALUD


Nos sentamos, y con un suspiro, nos pusimos a contemplar la preciosa vista de los ríos y montañas que se extendía a nuestros pies mientras bebíamos a sorbos lo que sin duda era la bebida más detestable que jamás había pasado por labios humanos.

- Lo he hecho lo mejor que he podido.

Y así se puede acabar un año, pensando que todos lo hemos hecho lo mejor que hemos podido. Teniendo en cuenta, que ahora quizá no sea el mejor momento pero que puede que todo cambie o que es uno de los mejores momentos y puede que todo vaya incluso a mejor, quién sabe.

¡¡¡Que este año nos inunde de salud!!!

domingo, 30 de diciembre de 2007

Arantzi




Arantza es la tercera de las hermanas. Morena y con ojos pícaros que hablan por sí solos. Ahora está recostada sobre mi cama intentando dormir la siesta. Gira de vez en cuando la cabeza con los ojos cerrados acariciándose la piel con la almohada. Levanta un pie hacia arriba y lo combina con el otro. No paro de observarla porque…ahora me ha pillado:

-¿Qué escribes?

- De ti

- ¿De mi?

Ella lee.

-¿De verdad hago todo eso?

sábado, 29 de diciembre de 2007

Viaje y así.




Cada mañana, un abrazo.

Llenar el equipaje de oportunidad para aprender a personalizar lo aprendido, superando límites y abriendo la mente para disfrutar de una vida creativa, mágica, diferente, que nos aporte libertad para observar, responder o elegir.

Nos instalamos en cualquier corazón, sin querer ganar ninguna batalla, de manera natural o incluso circunstancial, determinando una felicidad especial capaz de completar todo ámbito espiritual. Sólo el propósito de dar placer es la recompensa hacia la paz.


Creo en lo valioso de la vida, no en el éxito, en la conexión, no en la complicidad, en el amor, no en el compromiso.

No importa nada, sólo saber que hay aire para respirar, vida para dar amor, tiempo para ser feliz y pureza para envejecer.

jueves, 27 de diciembre de 2007

Feliz Navidad


Cuando llegamos la tradición es pegar un par de bocinazos. Entonces nos abren la puerta y salen los perros a toda mecha. Esta vez estaba más guapa que de costumbre preparando todo el berenjenal que supone el día de Nochebuena. La cocina era una invasión de comida.

¡¡Pero amona*, qué guapa estás!!

Es el año que más alegría ha contagiado.

Y yo feliz de verla sonreír.



Amona*: Abuela

sábado, 22 de diciembre de 2007

La presa


Buscaba canales de agua con corrientes débiles. De rodillas, sumergía la mano para asegurarme la frescura. Era un agua parduzca que solía arremolinarse sobre piedras redondas que acababan siendo devoradas y que al mismo tiempo provocaban divisiones –caminos- para después volver a unirse a la corriente. Entonces metía varias piedras en el canalillo sin dejar pasar una gota. Al ver que el agua se empezaba a acumular, las apartaba con un poco de miedo por si salpicaba en los ojos. Arrancaba a gran velocidad, para de nuevo volver a su cauce. Inconsciente, crebaba sinfonías arrítmicas que desfilaban río abajo, con avalada sencillez.

Y así entro hoy, cogiendo carrerilla para de nuevo volver a la normalidad.

Auténticos pensamientos


Leo la novela original de James Barrie, Peter Pan.

La señora Darling supo por primera vez de Peter cuando estaba ordenando la imaginación de sus hijos. Cada noche, toda buena madre tiene de costumbre después de que sus niños se hayan dormido, rebuscar en la imaginación de éstos y ordenar las cosas para la mañanaza siguiente , volviendo a meter en sus lugares correspondientes las numerosas cosas que han salido durante el día. Si pudierais quedaros despiertos (pero claro que no podéis) veríais cómo vuestra propia madre haría esto y os resultaría muy interesante observarla. Es muy parecido a poner en orden unos cajones. Supongo que la veríais de rodillas , repasando divertida alguno de vuestros contenidos, preguntándose de dónde habíais sacado tal cosa, descubriendo cosas tiernas y no tanto, acariciando la mejilla como si fuera tan suave como el pelo de un gatito y apartando esto otro de su vista. Cuando os despertáis por la mañana, las travesuras y los enfados con los que os fuisteis a la cama han quedado colocados y recogidos en el fondo de vuestra mente, y encima bien aireados, vuestros pensamientos más bonitos, preparados para que os los pongáis.


Mientras leo voy recordando la de madres-padres que hacen antes de acostarse la visita de rigor para tapar cuidadosamente los trocitos de carne, miman a sus ángeles recorriendo el dedito por toda la cara y aprietan sus labios lentamente sobre la frente. Pueden pasar largo tiempo observando cómo duermen, sin ni siquiera plantearse qué ocurre dentro de esa cabecita. Seguro que nos encantaría hacer lo mismo que la señora Darling, preparar los pensamientos más bonitos para el día siguiente y el otro..y el otro…

Y así toda la vida.

sábado, 1 de diciembre de 2007

Diciembre


Ya menos mayor.

Primero cruzas los brazos, mirada de… vaya, un año más. Luego burlón, te entra la elmorrisa*, total, paqué estresarse; hasta que por fin caes en la cuenta de que los tienes muy bien cumplidos, sino pregúntaselo a una galleguita que te cuida y no te echa de casa. Calidad de vida. Porque las madres saben.

Suelo mirar con satisfacción cómo se acomoda un huevo en papel de wc dentro de una semibotella de plástico. He llegado a pasar más de una hora buscando información en la sección “Huevos” de varios libros de cocina.

685 maneras de preparar huevos. Tiene huev..

Tranquilo, no coge polvo.

Toneladas de historias. Contaré unas pocas:

Primera: comer lentejas con las manos.

Segunda: ahogase de risa debajo de la cama.

Tercera: derribar la siesta.

Cuarta: no discutir, Navarrocabezón.

Quinta: no apestar el baño de colonia y menos del Banderas.

Sexta: gabardinas, no por favor, no vaya a ser que pasen cosas raras.

Séptima: ver películas en blanco y negro, cambiar a la sala de la derecha.

Octava: humor, con estilo.

Novena: sorpresas.

Décima: ¿Y los abrazos? Vaya abrazos.

Son reales.


Corazón que desprende nubes de perfume, pinta sentimiento y devora la vida con caricias. Ése eres tu. Todo un regalo.


Feliz cumpleaños

Mucho,muuuucho….muuuucho….


Elmorrisa*: ¿Almorranas?