sábado, 22 de diciembre de 2007

Auténticos pensamientos


Leo la novela original de James Barrie, Peter Pan.

La señora Darling supo por primera vez de Peter cuando estaba ordenando la imaginación de sus hijos. Cada noche, toda buena madre tiene de costumbre después de que sus niños se hayan dormido, rebuscar en la imaginación de éstos y ordenar las cosas para la mañanaza siguiente , volviendo a meter en sus lugares correspondientes las numerosas cosas que han salido durante el día. Si pudierais quedaros despiertos (pero claro que no podéis) veríais cómo vuestra propia madre haría esto y os resultaría muy interesante observarla. Es muy parecido a poner en orden unos cajones. Supongo que la veríais de rodillas , repasando divertida alguno de vuestros contenidos, preguntándose de dónde habíais sacado tal cosa, descubriendo cosas tiernas y no tanto, acariciando la mejilla como si fuera tan suave como el pelo de un gatito y apartando esto otro de su vista. Cuando os despertáis por la mañana, las travesuras y los enfados con los que os fuisteis a la cama han quedado colocados y recogidos en el fondo de vuestra mente, y encima bien aireados, vuestros pensamientos más bonitos, preparados para que os los pongáis.


Mientras leo voy recordando la de madres-padres que hacen antes de acostarse la visita de rigor para tapar cuidadosamente los trocitos de carne, miman a sus ángeles recorriendo el dedito por toda la cara y aprietan sus labios lentamente sobre la frente. Pueden pasar largo tiempo observando cómo duermen, sin ni siquiera plantearse qué ocurre dentro de esa cabecita. Seguro que nos encantaría hacer lo mismo que la señora Darling, preparar los pensamientos más bonitos para el día siguiente y el otro..y el otro…

Y así toda la vida.

4 comentarios:

ardiendoaunclavo dijo...

Es un cuento precioso; el trozo que has elegido, tan dulce y tus líneas, bonitas y alegres como siempre.

¡¡Qué alegría más enorme comprobar que aquí estás de nuevo!! Graciaaaaas :)

Marta

Leyre dijo...

Marta!!!muchas gracias, más alegria es verte por este txokito!un beso grande!

yanostt dijo...

Esa parte de la novela fue una de mis favoritas del libro. Espero que sigas escribiendo más y aportes con tus líneas, ya que ello hace un placer volver a olvidar el libro para luego releerlo con tus comentarios (aunque sinceramente, estas líneas para mí son inolvidables).

Muchos besos

Anónimo dijo...

Gracias por volver.

Gurb.