martes, 6 de noviembre de 2007

Mi Sara.


Hoy Sara mi dulce Sara sufre, tanto como es normal, Todo.

Mi Sara, mi mejor regalo, mis alas, hoy sí, más encerradas que nunca.

Están.

Y ella también.

2 comentarios:

Jessy dijo...

Las ilusiones se apagan, el dolor invade cada rincón del cuerpo, mil pregutas afloran en la cabeza...sólo queda una opción.

Seguir adelante.

Por ellos.

Por ÉL.

Leyre dijo...

Sí, es triste, yo ya no tengo más palabras, hace tiempo que las he perdido.

Adelante. Eso es.

Besitos.