miércoles, 24 de octubre de 2007

¿Nocilla?¿Chocolate?



Cuando puedo voy a buscarla al colegio. Ayer Naroa me chivaba que kharen se había comido dos caramelos, pero ella también. Naroa es una niña simpática de rasgos deliciosos. Según para qué cosas parece anunciar timidez. Agacha la cabeza mirando de reojo, pero se recompone rápido en cuanto la sonrisa anuncia alguna palabrilla.

Kharen llama a Naroa para que nos haga compañía mientras esperamos a Nerea, mi prima pequeña.

Kharen - Buagggg nocilla…a mi no me gusta la nocilla.

Naroa - Pues a mi sí, me gusta más que el chocolate.

Kharen -Yo prefiero otras cosas.

- ¡Pero Kharen! serás…el otro día ¿quién me suplicaba que le diese tres onzas de chocolate?

Sonríe pícara:

- ¡Pero eres tú la que siempre te comes el chocolate y Arantza la nocilla!

La hermana mayor, esa que tiene que dar ejemplo ya no puede con las pequeñas, en ningún aspecto. Lo prometo.

En mes y medio llevo zampado bote de nocilla y la tableta está que tiembla. Normal, es todo normal.



5 comentarios:

Marta dijo...

¡¡Jaja, Leyreee!! ¡¡Normalíssssimo!! A la 1ra oportunidad, yo también dejo la nocilla o el chocolate reducidos a la mínima expresión... Y tan pancha :)

Leyre dijo...

Yo es que no puedo, hay cosas en la vida que me sobrepasan...
Y tan agustito..
Luego me quejo que si dos kilos..que si mira que grano...total..la vida son dos días.jeje!Besitos María!!!

Leyre dijo...

uyyyy!!!jajjaj ¡Marta perdón, me vuelvo loca con las dos!..jejej

María dijo...

jajajajjajaja ¿¿me echabais de menos?? jajajaja

Nocilla, chocolate y lo que se me ponga por delante, siempre que sea dulce!!!! jajajaja

María dijo...

releo... yo tb soy la hermana del ejemplo.... y también me ganan en todo!! (menos en edad!)