jueves, 20 de septiembre de 2007

Tal cual


Una vez leí esto en un bar:

Ser joven es tener alma, es decir, no solamente recuerdos y un destino, sino un verdadero porvenir que no se asemeje al pasado y al presente, que represente una verdadera creación, un tomar parte en la invención del futuro. Roger Garaudy.

Más tarde veía al chico de la fotografía tan tranquilo. Para mí, eso es ser joven.

3 comentarios:

Marta dijo...

"Tomar parte en la invención del futuro". Suena bien. Eso es incompatible con dejarse llevar e ir al arrastre de los acontecimientos. Implicarse, vamos. ¡¡Es genial, Leyre!!

María dijo...

Yo siempre he dicho (igual se lo he robado a alguien...) que ser joven es tener ilusión. Ese "brillo en los ojos" ¿no?... Yo espero no perder esa juventud nunca!

Leyre dijo...

¡¡¡Estamos en la flor de la vida chicas!!!

¡¡¡María la ilusión nunca se debe perder, es la parte más grande de la felicidad!!

Besotes!!!