sábado, 29 de septiembre de 2007

Julian Shnabel "Summer"


Tabacalera acoge gran parte de la obra de este artista.
Julian Shnabel no me ha sorprendido, esperaba salir con buen sabor de boca. Reconozco que hay obras que no me han gustado, no siempre es todo perfecto. A veces el mismo cuadro te obliga a huir a lo sobrio, otras en cambio vencen esa austeridad con un arte fresco y potente, con cierto aire desgarrador que recuerda a Lucio Fontana. Hay varias propuestas en las que supongo que las ideas son mucho más de lo que aparentan. Enloquezco con el morado, parecen relámpagos de entusiasmo, en cambio sus letras son susurros histéricos, me aterran.

He tenido la sensación de ir pasando fronteras, y eso me ha gustado.

Ojeando un par de libros he encontrado estas palabras:

La materialidad de la pintura y todos los elementos que la componen me conducen a ver algo que es invisible, que se encuentra fuera del cuadro […] No sé si se trata del alma, de Dios o si es simplemente…desconcierto.

Los sentimientos no se pueden separar de la cabeza, en este sentido nunca existió el neo-impresionismo, nunca ha existido.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Una buena exposición, de las mejores que ha habido en España este verano.

Leyre dijo...

Espero poder ir de nuevo, porque es para repetir. Está bien saberlo.

María dijo...

Lo he leido varias veces y siempre me quedo clavada en la ñultima frase: "Los sentimientos no se pueden separar de la cabeza"... no se porqué pero me cuetsa creerlo... yo diría que los sentimientos no siempre van con la cabeza... ¿no?

am dijo...

Pienso igual que Marta. La tendríamos muy fácil si los sentimientos pudieran quedarse siempre bien pegados a la cabeza... Saludos!

María dijo...

¿marta? eh!!! nada de confundirnos eh??? jajajaja

Marta dijo...

¡¡Jaja, María!! Me temo que este evangélico par va a tener que tomar medidas drásticas ¡¡YA!!

Y lo peor es que suscribo lo que dice tu comentario ¡¡jua jua!!