sábado, 22 de septiembre de 2007

Inagotable



Pienso que la vida sólo se vive una vez. Las caras que adoro…-muchas- las manos que no olvido…-pocas- el primer abrazo…-fuerte- el último adiós –triste- la sonrisa…-especial- gestos…-todos- horas de día…-tantas- horas de noche….-poéticas- risas….-desvaríos- llantos…- repito, muchos-.

Montones de historias las cuales a no ser que enrarezca de vieja, no olvidaré nunca. Echar de menos entristece. Ayer mientras andaba por la calle, pensaba en la sensibilidad del corazón, porqué y quién nos hizo así. Un órgano vital que puede ser:

Desconocido y desafortunado

Querido y entregado

Fuerte y enfermizo

Quebradizo y apoderado

Hueco o enfrascado

Obsesionado

Abrasante

Callado

Maravilloso

Profundo

Vulnerable

Sistemático

Gigantesco

Todas estas palabras las arrastramos construyendo una vida protegida por el corazón. Podría llenar un carro para convencer al mundo del privilegio de “estar”. Luego existe el pacto con uno mismo y por otro lado, el destino.

4 comentarios:

María dijo...

Llevo unos días dándole vueltas al tema del corazón. Y pensé precisamente esto que dices en tu primer párrafo, si mi corazón fuera diferente (un poco más duro, más piedra, más frío) mi vida no habría sido igual.

Es cierto que muchas veces, cuando lo pasamos mal, es por culpa del corazón (a veces se pasa mal, mal), pero yo creo que nunca lo pasaríamos bien sin corazón... a mi... ¡¡que me quiten lo bailado!!

(me dejas pensando!)

Leyre dijo...

Bueno esto es como una pequeña reflexión, pero realmente no lleva a nada.Escribo y no entiendo muy bien porqué, a veces pasa.

;-)

am dijo...

Es bueno eso que dices del corazón.

die dijo...

bueno leire, que ya se que te lo he dicho antes, pero es que me gusta mucho como escribes. me parece que te va a gustar un video que vi ayer (usa protector solar) ya sabes donde encontrarlo en la pagina de todos los videos, disfruta viendolo.
espero que lleves bien el curso ah y feliz halloween
un beso