martes, 4 de septiembre de 2007

Apenas


Septiembre despierta con olor a hierba y el sol parece salir desdibujado. Lo que más entristece es la pérdida de horas de luz, maldecidas por un otoño que se acerca pronto y al parecer, atrapado por una capa de nubes.

4 comentarios:

patzarella dijo...

Leyre, a mi me gusta caminar en Otoño disfrutando el crujir de la hojas secas que están bajo mis pies... ¡A que tu también disfrutas el Otoño!, ya verás..

Ruth dijo...

Pues aquí la verdad que no hay muchas nubes. Los días transcurren casi igual que en verano, solecito y calorcito, sólo que menos calorcito que en julio y agosto (por suerte, porque ha sido horrible).
Me encanta la fotillo
Saludos

Marta dijo...

La luz de septiembre es más velada, menos brillante y anuncia el otoño, que preludia el invierno...
Lástima de verano: no se notará que mudamos de estación. Llevamos meses detenidos en la misma aunque no sé en cuál de todas...

jon dijo...

glorioso septiembre.