lunes, 6 de agosto de 2007

Mira que

somos raros...

3 comentarios:

Marta dijo...

Si sólo fuéramos raros por los huesos... ni tan mal ¡¡je!!

Ruth dijo...

Y de verdad que somos raros, pero los huesos son lo menos raro que tenemos!!! Habría que ver la cabeza de alguno!

gessy dijo...

a mi me encanta que seamos raros.

cada uno con su paranoia.

es un encanto innato.