lunes, 9 de julio de 2007

Señales


Hay un dedo índice clavado en ese hombro.

Durante meses señalé sin querer.

Espontáneamente me lo ha echado en cara con esta frase:

“Puedo contar las curvas de tus huellas”.

Insuperable.

No hay comentarios: