jueves, 12 de julio de 2007

El conquistador de mundos


Quedan días contados para finalizar el trabajo en la juguetería.

A veces miro los muñecos y se me ocurren miles de ideas.

Hoy he tenido que colocar el precio de una bola del mundo y me he quedado ensimismada, dándole vueltas.

Miraba Argentina, y con los ojos muy abiertos recordaba una conversación profunda y sincera en un autobús.

Se dedicaba a viajar, a ver el mundo a su manera.Muy diferente.

Hablamos en poco tiempo de muchísimas cosas, y sobre todo, de mi pasión por viajar.
Argentina, Perú, Chile, Bolivia…

Al centrarnos en Argentina, me habló de lugares escondidos.

-No vayas a donde va todo el mundo, busca otros lugares. Los hay, sólo hay que buscarlos.

Me citó unos cuantos.

Algún día.

2 comentarios:

marcos dijo...

vaya, Argentina... una temporada de mi vida que transcurrio durante tres meses en 25 de mayo, de Baires, pegadito al Luna Park!!!

Leyre dijo...

Bueno es un sitio que como bien he dicho, no descarto conocer. Lo bueno sería eso, estar un tiempo, tres, seis meses, pero todo no se puede en la vida.