martes, 24 de julio de 2007

Mirando las estrellas



Y ella le pregunta:

¿Qué sientes?

No se, responde, no se de verdad lo que siento.


Sólo se cuánto duele hablar sobre esto.

Sólo se que no lo había pensado antes de hablarlo.

Sólo se que si no lo hablo puedo fingir que no lo siento.


¿Y cuándo duele más? ¿Cuándo lo hablas o cuando finges que no lo sientes?


No sé, suspira, mirando tristemente sus manos vacías.

1 comentario:

ana dijo...

hay silencios que matan mas que las palabras. es triste dejar cosas por decir. suelen ser las que callamos las más importantes. El miedo nos deja mudas y las cosas pasan sin que digamos nada. y luego, cuando nos damos cuenta ya es tarde